En nuestra vida diaria, jamás pensamos que podríamos ser agredidos, ya sea verbal o físicamente, por alguna persona o un grupo de personas, por un incidente de tránsito, por un asalto o robo, secuestro o intento de secuestro, y qué probablemente, tendremos que utilizar la violencia física para defendernos del ataque, también llamada violencia legítima, que nos excluye de la responsabilidad y así evitar ser sancionados.

Existen requisitos de procedibilidad para que se tipifique la legítima defensa. ¿Cuándo debemos hacer uso de éste derecho?.

Aprenda con el curso la legalidad del uso de la violencia física, identifique los riesgos y evítelos, y sí les es imposible evitar la confrontación, enfréntela, apoyándose en las leyes.