El manejo de vehículos, está íntimamente ligado a la educación vial, la carencia de ella ha causado incidentes o hechos de tránsito con daños materiales y pérdidas humanas, con las consecuencias legales inherentes, como: pagar una infracción (multa de tránsito) la reparación de los daños, de las lesiones o del homicidio del tipo culposo, más ausentismo laboral.

La educación vial, nos permite convivir y a utilizar los espacios de manera alterna con los demás usuarios de las vías de comunicación, a través de conocer y cumplir con las reglas generales de conducción de vehículos.