El flagelo de la privación de la libertad (Secuestro) que se padece, y subyace latente en las sociedades mexicanas, en las diversas regiones del país, generalmente son escogidas las probables víctimas por su capacidad económica, para convertirse en el blanco de los victimarios.

Los grupos dedicados al secuestro, se organizan y estudian a sus probables víctimas, hasta dominar sus hábitos y costumbres, para atacarlos en el momento de mayor vulnerabilidad.

Evite ser blanco potencial de la delincuencia, prepárese, física y mental, así como cognitivamente, para tomar decisiones y acciones que fortalezcan su seguridad.